Ciencia y Tecnología

Tecnología infrarroja de la NASA al servicio de Neptuno

Una imagen infrarroja de Neptuno tomada por el telescopio espacial James Webb sacudió a los entusiastas de la astronomía el miércoles después de que fuera revelada por la NASA. Este proceso infrarrojo es revolucionario, por decir lo menos, y plantea interrogantes sobre cómo los astrofísicos pueden descubrir y fotografiar partes desconocidas de nuestra galaxia.

Esta tecnología supera a la del Telescopio Espacial Hubble, que ya había revolucionado a la NASA cuando se lanzó en 1990. Según el astrofísico Olivier Hernandez, director del Planetario de Montreal, el telescopio James Webb es revolucionario en su mecánica. “El Telescopio James Webb tiene varios instrumentos, algunos de los cuales pueden llegar muy lejos. Podemos estudiar mejor el polvo que nos rodea”, dijo Hernández. Deber.

Gracias a James Webb y su instrumento NIRCam, la NASA capturó el miércoles la imagen más nítida de Neptuno, el planeta más distante del sistema solar. La mayoría de los telescopios y astrónomos experimentados no han dibujado una imagen tan clara del planeta helado desde 1989, el breve y único paso de la sonda Voyager 2 cerca de Neptuno.

La peculiaridad del Telescopio Espacial James Webb radica en que “realmente se encuentra fuera de la atmósfera terrestre y, en este sentido, no necesita ser corregido por el movimiento atmosférico, por lo que se obtienen imágenes mucho más precisas”. En realidad se debe a los cambios de temperatura”, añade Olivier Hernandez.

Cuando se coloca en la atmósfera terrestre, el telescopio se ve borroso por la contaminación lumínica. No puede atravesar sustancias que rodean la atmósfera del espacio, como el agua y otros elementos. Hubble solo captura los rayos ultravioleta y el espectro visible a simple vista, pero la tecnología infrarroja de James Webb trasciende los elementos invisibles a simple vista, yendo de cerca a lejos.

El futuro de la fotografía espacial

Además del anillo de gas nunca antes visto de Neptuno, los espectadores admirarán 7 de las 14 lunas que rodean el planeta helado: Galatea, Naiad, Thalassa, Despina, Proteus, Larissa y Triton pueden hacerlo. Además, Tritón, cuyo brillo se asemeja a una pequeña estrella. Es más grande que el planeta enano Plutón y parece más brillante que Neptuno porque la luz del sol se refleja en su superficie helada. La imagen también muestra una “luz extraña” en uno de los polos de Neptuno, según un comunicado de la NASA.

En cuanto al futuro de la fotografía espacial, “creo que probablemente todavía no sabemos cuál es el proyecto que revolucionará la astronomía”, dice Hernández.

“Estoy seguro de que dentro de 10 años descubriremos nuevas facetas de la astronomía o, en todo caso, nuevas formas de mirar el universo que probablemente serán muy diferentes a las que conocemos hoy”, dijo el astrofísico.

Agencia France-Presse

Para verlo en video

About the author

w-admin

Leave a Comment