Negocio

Mahfi Eğilmez explicó la información de que el gobierno no quiere ser escuchado

El economista Mahfi Eğilmez escribió que Turquía se quedó cinco lugares atrás en la liga del Producto Interno Bruto. Mahfi Eğilmez dijo: “Si las predicciones del FMI se hacen realidad, se realizará lo contrario de la tesis del gobierno de reducir el déficit de cuenta corriente bajando las tasas de interés y elevando el tipo de cambio en el período reciente, tanto el tipo de cambio aumentará como el el déficit de cuenta corriente aumentará”.

El artículo del Dr. Mahfi Eğilmez es el siguiente:

Los dos criterios de clasificación más utilizados para comparar la fortaleza económica de los países son el tamaño del PIB y el ingreso per cápita. Llamamos producto interior bruto (o PIB para abreviar) al valor total que se forma sumando todos los bienes finales producidos en un país en un periodo determinado (3 meses, 1 año) sobre los precios medios de mercado de ese año.

De acuerdo con la tabla, se han producido los cambios más graves en términos de PIB en los últimos siete años, mientras que Turquía y Brasil han experimentado la mayor desaceleración en el último período, mientras que Irán parece haber alcanzado la posición de país con mayor salida (hablaré de esto en un artículo separado). La caída en Turquía es extremadamente baja. es llamativo Por otro lado, cuando observamos la comparación de gleir per cápita, vemos que Turquía ha retrocedido del puesto 43 en 2015 al puesto 51 en 2021.

El cuadro anterior muestra claramente que la tesis de que las cosas están empeorando en el mundo protegido con respecto al deterioro de la economía no es cierta.

Los desarrollos negativos en dos indicadores tienen un impacto en esta perspectiva: (1) Se estima que el crecimiento será del 2,7 por ciento para 2022, en comparación con el 11 por ciento en 2021. Esta disminución indica un enfriamiento serio. (2) El tipo de cambio promedio anual USD/TL, que fue de 8,87 en 2021, se estima en 16,37 para 2022. Esto indica un aumento del doble en comparación con 2021 (de hecho, el FMI no tiene una estimación de tipo de cambio. Encontramos el tasa promedio utilizada en los cálculos dividiendo el PIB en TL por el PIB en dólares).

El FMI estimó la tasa de inflación de fin de año en 52,4 por ciento. De concretarse este pronóstico, se entiende que no habrá una disminución grave de la inflación al cierre del año, aunque se prevé que la inflación, que a marzo fue de 61,4 por ciento, disminuya levemente.

Cuando observamos la estimación de la tasa de desempleo en la tabla, vemos que se espera una ligera disminución. La estimación de la disminución de la tasa de desempleo con la estimación de que la tasa de crecimiento disminuirá del 11 por ciento al 2,7 por ciento no me parece consistente.

Si las previsiones del FMI son correctas, se realizará lo contrario de la tesis del gobierno de reducir el déficit en cuenta corriente bajando las tasas de interés y aumentando el tipo de cambio, y aumentará tanto el tipo de cambio como el déficit en cuenta corriente.

Este artículo está tomado del blog personal de Mahfi Eğilmez.

Noticias relacionadas

.

About the author

w-admin

Leave a Comment